Que sea la primavera

Me deslicé en tu vida
a hurtadillas, sin darme cuenta
el frío invierno
secó las hojas y el viento las arrimó.
Me llevó
a mirarte.
Vi un vestigio,
por el rabillo del ojo,
y un indicio me llevó hasta vos
Se acerca la primavera
Han desaparecido las hojas secas
Pero vos y yo
seguimos en el remolino de viento
frío, que nos acercó
Tal vez la próxima estación
nos contagie
los pequeños nacimientos
que suceden
Se nos erice la piel
Se nos entibie la sangre
Y por fin
salgamos juntos
al sol

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada