Para mi, lentes color Amor

Mi amiga Vero, la poetiza, está triste. Y me desesperó leerla tan triste. Y me angustió no hablar con ella. Respeté sus no ganas. Momentáneas, seguramente. Su ilusión, su tierna ilusión se rompió al estrellarse con una realidad, envuelta en un mail. Le informaron finalmente que no había ganado el "boleto a publicar". Participó de un concurso y estuvo a un paso de su sueño. Uno que no fue.
Hace unos días hablamos, y las dos estábamos con un ataque melancólico capaz de derrumbar a un elefante. Ella tenía sus razones, que se desencadenaron por un juego de vajilla. Yo las mías, por un sobre con agendas viejas y un mail.
Ahora mismo ella está triste porque no fue su sueño. Uno de los tantos que tiene. Tal vez uno muy importante. Pero sólo uno. Yo porque hace días que no abrazo al hombre de mi vida. Días que terminarán en algunos otros días que aún tengo que transitar.
Ambas transitando los mismos caminos, cada una en la vida, en la suya. Sin embargo, pareciera que en caminos sentimentales paralelos. ¡Qué loco!
Decidí dejarle algo para animarla en su web. Sólo pude decirle que esto sólo significa, que esta vez no será. Sea el significado que tenga, lo que importa ahora, lo que debe importarle ahora (imperativamente), no es que "por algo será" sino que por lo que sea, únicamente y por única vez, esta vez no será.
Inmediatamente pensé en el vaso medio lleno. Famoso dicho popular. Vislumbré una Luz.
Creo que tenemos que cambiar la forma de ver los tropiezos. Sí creo, sinceramente, que todo depende del lente con que uno mire la realidad que viene a enfrentarnos.
En eso sí podemos elegir, y con eso sí podemos hacer algo. Algo que depende de nosotros, algo que sí podemos transmutar en maravilloso. Aunque apeste ahora mismo.
Podemos usar métodos que tenemos al alcance de nuestras manos, para cambiar el lente de esto que apesta, de esto que nos afecta. Podemos entonces, empezar a ponerle otros cristales a nuestras anteojeras.
Imaginen todo lo que pueden hacer, con esta "óptica express" al alcance de sus manos. Imaginen que pueden dar aumento, o lo contrario. ¡Y hasta hacer lentes de colores!
Yo quiero los míos, para ver Amor. Estos ¿serán de todos los colores?
¡Marche un par MULTICOLOR, entonces!

1 comentario:

  1. ¡Gracias, Lau! Te quiero un montón.
    Volví, volví. Date una vuelta si querés.

    Besos.

    Vero

    ResponderEliminar