Danza con los Miedos

La última semana la he pasado analizando sistemas de defensa de diferentes países. Me metí de lleno a ver como se arman los grandes del mundo y sus políticas de Defensa. Leí libros Blancos de defensa en varios idiomas e intento aún analizarlos. Posibles temas para una tésis de mi magíster, aplazada por falta de ganas y de tiempo real y material. Al mismo tiempo que hacía esto, leía "El Combustible Espiritual. Cómo dejar de tener razón y empezar a tener paz" de Ari Paluch. Libro verde. Desde ya lo recomiendo. Es uno de esos libros "rompe cabezas, abre espíritus, cambia mentalidades".

Entre la disimilitud de mis lecturas, logré romper varios esquemas de arrastre, viejos arquetipos y posturas, que entendí no me llevaban a ningún lugar. O peor. Me llevaban justo a donde no quería ir. Pero sigo sin llegar a terminar de entender la organización del ejército alemán por ejemplo. Lo que sí logré con las políticas de defensa fue recordar que moría de ganas de estudiar italiano. De una buena vez y en serio. Varios intentos fallidos en el pasado me alcanzaron para saber que realmente me gusta el idioma, y que la sangre tira (o la lengua sanguínea). Y porque con mi "yo responsable" no puedo lidiar. Ser ciudadana italiana y "gatear" el idioma se me hace casi insostenible.

Voraz por aprenderlo averigüé cuándo, donde y cuanto. Aún en espera, los cursos "nuevos" no comienzan hasta agosto. Claro, empezaron en marzo como todos los cursos en este país. Pero tengo mis esperanzas en agosto, que empiezan los "intensivos y acelerados". Iremos por ellos, yo y mi otra yo, la responsable. Con el libro verde pasé una semana completa elaborando miedos. Hasta ponerlo acá, paraliza. Se preguntarán ¿cómo puedo saltar de una a otra sin respiro? ¿o cómo puedo poner, esto que pongo, sin preámbulos, prefacios o introducciones? Simple, diría Libertad amiga de Mafalda. Exactamente así me sucedió.
Esta semana abracé a cada uno de los miedos que reconocí en mi. Uno a uno los fui identificando. Con miedo, valga la redundancia, a que de sólo nombrarlos y "verlos" los atrajera. Convencida de la frase que se repite una y otra vez en el libro "si sucede, conviene" me lancé en mis adentros. Nadé, buceé y los encontré. Y esta vez, no los enfrenté. Había algo en esa frase de "enfrentar a tus miedos" que no me cerraba. Así que en vez de enfrentarlos, los abracé. Pobrecitos, tan necesitados de amor. Tan necesitados de contención, tan necesitados de mi. Ahí estaban. Me acerqué a cada uno de ellos con sigilo. Hablamos, y los comprendí. Los abracé, los contuve, me contuvieron y finalmente los despedí. Y los vi marcharse. Tal vez entendiendo esto de que como vos o como yo, ellos tienen necesidades, y esas necesidades pasan por demostraciones de amor, iguales a nosotros por fin vivamos más llenos de amor y menos de miedos o temores.

Y dejame que te diga, no descubrí el petróleo ¡eh! Es simple: si son una parte nuestra, y nosotros necesitamos amor y demostraciones de amor, seguramente ellos necesitaban lo mismo. Fue una especie de espejo que pude ponerles/me.

Por eso propongo campaña: "Abrace a sus miedos".
Slogan: "Un abrazo con amor, a su miedo enemigo, salvará de la angustia y el desatino, a todo argentino" Los extranjeros, que se arreglen. Entendí que si yo hago mi parte, lo que sea que suceda luego, convendrá. Porque "lo que sucede, conviene". Y no importa si podés entenderlo en el mientras tanto, importa que convenga. Creeme.

En fin… abracé con amor sincero a miedos viejos, de midiana edad y jóvenes miedos. Los últimos fueron los primero y más presurosos por partir. No envejecer juntando pensamientos oscuros y pesimistas, les emocionaba. Los más viejos hicieron todo a regañadientes, preguntaron más de una vez "pero si no es así?" "pero si te equivocás" "pero si estabas mejor y más alerta con nosotros". Cuando los seguía abrazando, con más intensidad (no en el apretón sino en intensidad de amor) terminaron por torcer el brazo, y partieron casi contentos. Los de mediana edad, no entendieron. No sabían cómo tomarlo, ni siquiera si tomarlo o no. Entendieron finalmente, un poco por ver a los jóvenes que corrían en dirección opuesta y otro poco por los viejos, que habían bajado sus defensas. Entonces también se fueron. Y quedé yo, habiendo recuperado energía malgastada hasta entonces. Plena de ganas de dibujar corazones rojos y rosas, y de bailar riéndome a carcajada suelta. Absolutamente liberada.

Puse música en mi ipod a volumen indecente y bailé. De emoción, de alegría. Recuperé cierta magia perdida, la sonrisa y la fe. Fe en que todo es para bien, y que todo llega. Caminé alegremente por la calle, con mi música. Iba cantando y bailando. Y pensé únicamente en mis amados seres. En los amados seres de mi vida, e imaginariamente bailé también con ellos. Love is everywhere, como dice la canción. Por eso, sean amorosos con sus miedos y verán como desaparecen. Denles un poco de lo que ustedes mismos necesitan, y fundamentalmente "déjenlos ir", porque "Love is all you need".

Y si me permiten, les dejo la letra y el video (en un link abajo) de una linda canción de amor, que personalmente le dedico a mi "Everything":

Everything (Michael Buble)
You're a falling star, You're the get away car.
You're the line in the sand when I go too far. You're the swimming pool, on an August day.
And you're the perfect thing to say. And you play it coy, but it's kinda cute.
Ah, When you smile at me you know exactly what you do.
Baby don't pretend, that you don't know it's true.
Cause you can see it when I look at you.
[Chorus:] And in this crazy life, and through these crazy times
It's you, it's you, You make me sing.
You're every line, you're every word, you're everything.
You're a carousel, you're a wishing well,
And you light me up, when you ring my bell.
You're a mystery, you're from outer space,
You're every minute of my everyday.
And I can't believe, uh that I'm your man, And I get to kiss you baby just because I can.
Whatever comes our way, ah we'll see it through, And you know that's what our love can do.
[Chorus:] And in this crazy life, and through these crazy times
It's you, it's you, You make me sing
You're every line, you're every word, you're everything.
[Chorus:] And in this crazy life, and through these crazy times
It's you, it's you, You make me sing. You're every line,
you're every word, you're everything. You're every song, and I sing along.
'Cause you're my everything. Yeah, yeah
Link a la canción: http://www.youtube.com/watch?v=SPUJIbXN0WY

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada